viaje de estudios a queretaro
Viaje de estudios a Queretaro
COBAEH Acatlán


Peña de Bernal

La Peña de Bernal es el tercer monolito más grande del mundo, está localizado en el pueblo de Bernal que pertenece al municipio de Ezequiel Montes en el estado de Querétaro, México. Según estudios realizados, la peña se formó a partir de un volcán que agotó su actividad, posteriormente la lava del interior se volvió sólida y la erosión que sufrió a través de lo años hizo desaparecer los restos del volcán. El magma sólido que quedó es lo que constituye y da forma al monolito.

La palabra «Bernal», que da su nombre tanto al pueblo, como al monolito, según la página web del municipio es de origen árabe y fue usada por los conquistadores para «denominar algún peñasco grande y alargado que se encontraba aislado». Ma'hando que es una palabra en lenguajeotomí y De'hendo palabra en lenguaje chichimeca, significan igualmente: «en medio de dos». Cada año el 21 de marzo, durante el equinoccio de primavera, miles de turistas se dan cita en la peña y sus alrededores, para una fiesta «místico-religiosa»



Ubicación e historia

La Peña de Bernal es el tercer monolito más grande del mundo, luego del Peñón de Gibraltar en el mar Mediterráneo y del Pan de Azúcar en Río de Janeiro, Brasil. Tiene una altitud de 2515 msnm y de 288 metros de altura. Se considera que esta formación rocosa tiene una existencia de más 10 millones de años y que procede de un volcán que a través de los años se volvió inactivo y que la lava en su interior se solidificó. Posteriormente la erosión y el tiempo hicieron desaparecer el resto del volcán y quedó sólo el magma sólido.

Se localiza en el pueblo de Bernal, que pertenece al municipio de Ezequiel Montes y se encuentra ubicado a 57 km de la capital del estado de Querétaro, en el kilómetro 200 de la autopista México - Querétaro.El pueblo fue fundado en el año de 1642, cuando varias familias españolas tomaron posesión de las tierras que eran habitadas por indígenas chichimecas, su fuente de subsistencia en la época del virreinato fue la minería. En años recientes Bernal se sostiene principalmente de las actividades turísticas. En febrero de 2006 fue catalogado como «Pueblo Mágico», por la Secretaría de Turismo de México, «por sus atributos simbólicos, leyendas e historia», este calificativo se otrorga como un reconocimiento a la preservación del patrimonio tanto cultural como histórico.

En noviembre de 2007, la Peña de Bernal recibió una presea de la Secretaría de Turismo y TV Azteca reconociéndola como una de las 13 Maravillas de México y considerándola como un destino turístico con gran relevancia histórica y cultural. En septiembre de 2009, fueron inscritos en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco: «Lugares de memoria y tradiciones vivas de los otomí-chichimecas de Tolimán: la Peña de Bernal, guardiana de un territorio sagrado».

Cada 21 de marzo, en el equinoccio de primavera, se reúnen en la peña miles de turistas, en una festividad místico-religiosa. Las personas acuden a como dicen ellas, «cargarse de energía», que se creé transmiten las piedras monolíticas y los yacimientos minerales del interior.





 

Acceso


Su acceso es por la carretera federal número 57, viniendo del Distrito Federal; pasando por el Estadio Corregidora se localiza la desviación hacia la Avenida Corregidora Norte, se toma esta Avenida que lleva directamente al Centro Histórico de Querétaro.



Importancia
 

Se encuentra ubicado en el antiguo Convento de San Francisco, que es una de las construcciones virreinales más significativas de México, debido a su importante valor artístico y al papel que desempeñó como centro de evangelización y de promoción cultural, para el territorio de lo que actualmente es el Estado de Querétaro.
 

El ex convento forma parte del centro histórico de la ciudad, el cual ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación y la Cultura.


Descripción del inmueble
 

Este inmueble tuvo varias etapas constructivas, iniciando la primera en el siglo XVI. Su actual fisonomía corresponde al siglo XVIII. Además, como museo, abrió sus puertas en 1936 y pasó a formar parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia en 1939. 

Temáticas tratadas en el Museo Regional de Querétaro
 

Las salas del Museo Regional de Querétaro contienen colecciones diversas a través de las cuales se cuanta la historia de Querétaro y de México. Las colecciones están formadas por piezas arqueológicas, etnográficas, coloniales y contemporáneas constituidas por cerámicas, lítica, esculturas, pintura, muebles, vestimenta, armas, medios de transporte, fotografías, documentos y muebles.


Recorrido
 

La finalidad del Museo Regional de Querétaro es conservar y mostrar la riqueza artística e histórica del país y particularmente del estado de Querétaro, actualmente cuenta con seis salas de exposiciones permanentes divididas en cinco temas:
 

Querétaro Prehispánico, presenta las culturas precolombinas establecidas en las tres zonas goeculturales del estado: los valles, el semidesierto y la Sierra Gorda.


Los pueblos Indios de Querétaro, ejemplifica la vida, la sensibilidad, el pensamiento y la cosmovisión de los pueblos otomíes-chichimecas que habitan el estado.


Sala de Sitio, muestra el desarrollo histórico del convento mediante la relación de sus usos y aspectos constructivos, así como la importancia que tuvo en el desarrollo de Querétaro y la región.
 

Querétaro Virreinal, expone la organización social y religiosa que impusieron los conquistadores españoles a los grupos indígenas de la región así como la mezcla racial y cultural del México actual.
 

Querétaro en la Historia Mexicana, en ella podrás conocer el proceso de construcción de la identidad nacional, las consecuencias de la guerra de independencia y las amenazas extranjeras hacia México, hasta llegar a los tratados de paz con Estado Unidos y la pérdida de la mitad del territorio nacional. Así mismo, conocerás los proyectos de nación en pugna: el liberal, el conservador y el social-agrario y la disputa por el poder a lo largo del siglo XIX, hasta llegar al proceso de modernización porfiriana.  Además muestra el trascendente papel que jugó Querétaro como tumba del segundo imperio e incubadora de la Constitución de 1917. Se debe mencionar que el Museo Regional de Querétaro alberga 3 salas de exposiciones temporales que muestran aspectos particulares de la cultura regional, nacional o internacional.



Servicios disponibles en el Museo Regional de Querétaro
 

El museo tiene un Biblioteca Conventual que está al servicio de investigadores. Así como también, se realizan visitas guiadas, conferencias, presentaciones de libros, conciertos y teatro, y también en el museo se llevan a cabo talleres escolares que estén previamente programados.  Además, en el museo hay un auditorio, la Sociedad de Amigos del Museo, una tienda de regalos y libros y guardarropa.
 

Horario


Martes a domingo de 9 a 18 horas.


Sitio web y redes sociales
 

Página web: museoregional.qro@inah.gob.mx
Correos electrónicos: museoregionalqueretaro@yahoo.com.mx /   museoregionaldequeretaro@gmail.com
Facebook: Museo Regional de Querétaro, Inah Querétaro
Twitters: museoregqro / InahQueretaro
Blog: http://museoregqro.blogspot.com


Contacto
 

Directora del Museo Regional de Querétaro
Gina Patricia Ulloa Cristoforo.
Teléfonos: 01 (442) 212 - 2031 / 01 (442) 212 - 4888.




En pleno corazón de la zona vitivinícola de Querétaro en el Municipio de Ezequiel Montes se encuentran las mejores cavas del continente americano; Las Cavas Freixenet.

Un paseo por demás interesante y fuera de lo común es la vista a las Cavas Freixenet, que te ofrece diariamente recorridos guiados para que puedas conocer acerca de la elaboración de vinos. La visita comienza con un video donde puedes conocer algo de la historia de Freixenet, para después pasear por la planta donde conocerás el proceso completo, desde cómo se extrae el líquido después de la cosecha, hasta el proceso final de embotellado y etiquetado.

Las cavas están constuidas a 25 metros de profundidad en donde los cambios de temperatura son mínimos para favorecer la crianza de los vinos.

La ubicación fue escogida por ser un lugar con características geoclimáticas óptimas para la elaboración de buenos vinos.

BOUTIQUE DE VINOS: Cavas Freixenet cuenta también con una tienda en donde ustedes podrán encontrar todos los vinos que aquí se elaboran, así como los importados desde España.

LA HISTORIA DE UN ESPAÑOL MUY MEXICANO

El nombre que rubrica en las botellas Sala Vivé fue en homenaje a esa gran dama del vino, Doña Dolores Sala I Vivé, figura principal en el desarrollo de la casa en España. El nombre Viña Doña Dolores aparece en las botellas de vino tranquilo y sus apellidos en el vino espumoso Sala Vivé.



Francesc Sala I Ferrer fundó la casa Sala, productora de vinos en Sant Sadurní de Anoia, Cataluña, en 1861; su hijo Joan Sala I Tubella siguió con la tradición ya familiar y después de la boda de su hija, Dolores Sala I Vivé con Pere Ferrer I Bosch, sentaron las bases para que, en 1914, naciera la elaboración del cava, vino espumoso natural, fabricado a partir del método utilizado para la champaña de Francia. El señor Pere (Pedro) Ferrer I Bosch, siendo heredero de “La Freixeneda”, finca situada en el alto Penedés desde el siglo xiii, da origen al nombre comercial, el cual poco a poco, en las etiquetas de cava, aparecen con la marca Freixenet Casa Sala.

Para el año de 1935, ya tenía presencia comercial en Londres y contaba con una sucursal en New Jersey (Estados Unidos), a partir de los años 70, luego de su consolidación en el mercado hispano, Freixenet inicia un proceso continuo de expansión. Adquieren las cavas Henri Abelé en la región de Champagne, en Reims, Francia, los cuales datan de 1757, siendo éstas las terceras en antigüedad de esta maravillosa región; además de New Jersey, cuenta en el continente con el establecimiento Freixenet, Sonoma Caves, en California y tiempo después en Querétaro.

En lo que respecta a la planta ubicada en el Bajío, fue primeramente adquirido el terreno “Tabla del Coche”, municipio de Ezequiel Montes, en 1978, aprovechando tanto la situación climática como su ubicación geográfica. En 1982 se da comienzo a la plantación de los viñedos y para 1984 se inicia con el primer proceso de embotellado de los vinos espumosos de Sala Vivé, utilizando para ello uvas de la zona, pero no aún las propias, sino es hasta 1988 que se abarcaría el 100% de la cosecha de casa.

Las instalaciones cuentan con una extensión de 10 706 m2 de terreno y 45 514 m2 para viñedos. Se elaboran diferentes clases de vino, a partir de las uvas que se plantaron: Pinot Noire, Sauvignon Blanc, Chenin, Sant Emilion y Macabeo, francesas las cuatro primeras y catalana la última, además de Cabernet Sauvignon y Malbec para sus vinos tintos.

Su marca Carta Nevada es líder absoluto en el mercado español y alemán, y Cordón Negro lo es en Estados Unidos. También tienen buena aceptación productos como Brut Barroco, Brut Nature y Reserva Real. Por todo esto, creemos sin lugar a dudas que Ezequiel Montes, y en particular Cavas Freixenet, es un espacio ideal que emana sabor a lo nuestro.... donde también convergen belleza, aventura, sabor y cultura. Festín donde todos estamos invitados.

El ambiente, ligero y transparente, hace que redescubramos la posibilidad de la inhalación y exhalación como una verdadera dinámica natural. Es finalmente, en su profunda totalidad, una atmósfera que emana diversos significados de silenciosa elocuencia.

CÓMO SE HACE UN VINO ESPUMOSO

Este proceso comienza a partir del vino estabilizado, se dispone en el tanque de tiraje, donde se le agrega azúcar y algunos otros ingredientes como clarificantes, levaduras en plena actividad, entre otros. Son llenadas las botellas preparadas para aguantar la presión del vino espumoso y éstas son cerradas, primero por el obturador que es lo que ayuda a recoger los sedimentos o levaduras muertas; y segundo, por el corcho-lata que ayudará a mantener la presión en cada una de las botellas. Una segunda fermentación se producirá dentro de cada botella y a la profundidad de las cavas para que obtengan la temperatura óptima.

Por ejemplo, las botellas como el Petillant permanecen 9 meses mínimo en las cavas; en el caso del Gran Reserva Brut Nature de Sala Vivé, 30 meses. Una vez transcurrido dicho tiempo, las botellas son pasadas a los pupitres (aparatos de concreto con capacidad para 60 botellas), donde se procederá al “aclarado” de las botellas, dándoles 1/6 de vuelta, en contra de las manecillas del reloj, y al finalizar la vuelta completa, se levantaran un poco para pasar de posición horizontal a vertical, y así sucesivamente hasta quedar completamente vertical (también denominada “punta”), reuniendo un total de 24 movimientos.

Posteriormente, pasa a la operación de “degüelle”, donde el cuello de la botella es congelado para poder extraer las “madres” (heces del mosto) o lías del vino espumoso, y así poder añadir al producto el licor de expedición. En seguida es tapado con el corcho natural y el bozal, etiquetado, encajado, quedando listo para su venta y degustación. Por otro lado, el color de las botellas es un factor importante como protección del vino contra la luz, enemigo número uno que afecta sus cualidades.


PROCESAMIENTO DE SUS VINOS

La zona de viñedos se encuentra rigurosamente vigilada, atendida y libre de plagas, con el fin de que la fruta conserve siempre la calidad requerida, el sabor y la fermentación idónea. En el inicio de fermentación se utilizan soportes a base de fosfatos biamonicos y levaduras secas hidratadas. Las temperaturas son controladas mediante dispositivos automáticos, para los blancos y rosados, 17°C; para los tintos, 27°C.

Las fermentaciones controladas duran aproximadamente entre 15 y 20 días, dependiendo del año. En el caso de los vinos tintos se da conjuntamente entre mosto (sumo de uva antes de fermentar) y el grano de uva sin raspón para obtener mediante dicha maceración (operación de remontage del mosto en el tanque de fermentación) el máximo de color. Los vinos destinados a rosados son separados entre las 15 y 36 horas del inicio de fermentación para seguir su curso igual que los vinos blancos.